Una tienda que crece por momentos

Hay tiendas a las que parece que no les hace falta un buen empujón solas sin necesidad de ayuda parece que venden sus productos solos, hay veces en las que es solo la calidad de lo que venden, otras que tienen un buen marketing acompañado por supuesto de la calidad de la que os hablaba y otras porque simplemente gusta y mucho. Desde luego ese tipo de tiendas que tienen bastante tirón de lo que solo deben preocuparse es de conseguir un local grande en el que quepan muchas cosas, solo tenemos que ver las tiendas de chinos, si nos damos cuenta cogen instalaciones grandes en las que meter todo tipo de cosas, instalaciones que llenan hasta la boca en pro de agradar a sus clientes y que encuentren todo lo que necesiten. Pues bien, yo inducida un poco por lo bien que ellos se organizan ni corta ni perezosa decidí coger un local grande en el que cupieran cada una de las cosas de las que me encargo de vender, ya que llega un punto en el que ves que todo se te queda pequeño, y que necesitas más espacio para poder vender.

Las mudanzas en negocios así son complicadas, son muchos los trastos que se deben mover, muchas las cosas que se deben cambiar, y mucho el trabajo que se debe hacer, así que lo mejor antes de todo es tenerlo todo listo en el sitio al que te vayas a mudar, al menos así lo hice yo, tener ya todo limpio, estanterías incluidas para que cuando se llegue con todo tener solo que colocar. Después de deben conseguir los mejores materiales para embalaje productos ya que así te aseguras de que todo va guardado de la mejor manera sin tener que lamentar después ninguna rotura. Un negocio que tira sin lugar a dudas no debe descuidarse, debe estar dotado incluso de las últimas tecnologías como un ordenador en el que pasar los códigos y cobrar, incluido un detector billetes falsos, cámaras de vigilancia por lo que pueda pasar, en definitiva una buena inversión que al final nos vendrá bien ya que será gracias a ella que nuestro negocio vaya viento en popa.

Suelen decir que quien no arriesga no gana, y es precisamente lo que yo acabo de hacer en este preciso instante, arriesgar para conseguir un negocio que me de muchas más ganancias de las que espero.

Deja un comentario