Tres trucos para acertar al cambiar una bañera por una ducha

Una de las reformas del hogar más solicitadas es la del cambio de la bañera por un plato de ducha. Muchos hogares se han dado cuenta de que prácticamente no usan la bañera y de que podrían ganar mucho espacio si la cambian por un plato de ducha. En otros casos, se trata de un motivo de seguridad, ya que hay personas mayores a las que les cuesta entrar o salir de la bañera.

Sea cual sea el motivo, vamos a daros tres trucos claves para que acertéis al realizar este cambio y no os arrepintáis de cómo se ha llevado a cabo el trabajo.

1) El tamaño de la ducha importa

Aunque se quiera poner una ducha para ganar espacio, esta no puede ser demasiado pequeña o no habrá espacio para poder moverse dentro con soltura. En el caso de que la ducha esté en un cuarto de baño para los chicos de la casa esto puede no ser un problema, pero si se ha escogido una ducha para una persona mayor, esta necesitará poder moverse con holgura e incluso colocar en el interior una banqueta o silla para poder ducharse sentado.

En el caso de personas que necesiten de una ayuda para poder asearse es importante contar con que puedan entrar dos personas en el interior de la cabina.

2) Cuidado con los platos de ducha demasiado altos

Los platos de ducha demasiado altos, con mucho borde, suponen problema estético pero sobre todo son un problema para las personas mayores que tienen a arrastrar los pies y que fácilmente pueden tropezarse en ese borde con el que no cuentan.

Además, si al borde del plato de ducha se le suma el riel de la mampara, la altura puede ser de varios centímetros lo que aumentará el riesgo de caídas, tropezones y accidentes en general.

3) Contrata una mampara de calidad

La calidad de la mampara de la ducha también es importante. Las mamparas con puertas correderas de Vidriosfamar cristal para baños tienen una gran calidad y se deslizan con facilidad.

Además, hablamos de un tipo de vidrio de seguridad que en caso de que se rompa, no se va a convertir en un peligro ya que no va a presentar aristas cortantes. Las mamparas de cristal son mucho más fáciles de limpiar, más seguras y duran muchos años en perfectas condiciones.

Deja un comentario