Tarjeta Gráfica o Adaptador de pantalla

capturadora grafica

¿Tarjeta lógica?, ¿Con qué se come eso?

Una tarjeta gráfica se define como una tarjeta con el fin de expandir la placa base de un ordenador. Esta es encargada de procesar y revisar aquellos datos provenientes del CPU (unidad central de procesamiento) para luego transformarlos en información comprensible en el dispositivo de salida (monitor, televisor, proyector). Otros nombres por el cual se puede conocer a la tarjeta gráfica son: Adaptador de pantalla, placa de video, tarjeta de video, tarjeta aceleradora de gráficos…

Primero antes de sumergirte en el mundo de la búsqueda entre precios y detalles de tarjetas graficas para renovar tu computador es importante que primero compruebes la compatibilidad de tu equipo actual. La placa base, la fuente de alimentación y las ranuras PCI son los principales factores a los cuales debes hacer énfasis en comprobar la compatibilidad con la nueva tarjeta grafica.

Además debes observar en tu actual equipo su tamaño, conexión y configuración. El menos importante es su tamaño, ya que, las placas de video tienen por lo general un tamaño estándar.

Una consideración importante sería la fuente de alimentación. Esto se debe a que las tarjetas más potentes en la actualidad son altas consumidoras de energía y necesitan una buena fuente que se la proporcione, estas cuentan con conectores de alimentación dedicados, especializados en mantener toda la energía que esta necesita.

¿Es necesario hacer un gran gasto en una tarjeta gráfica muy moderna?

Invertir en la mejora de la tarjeta gráfica implica un gasto importante y significativo para el bolsillo del usuario, debido a que para ello se necesitan mejorar otros componentes del equipo porque de nada servirá adquirir una buena tarjeta si la memoria RAM y el procesador no están al nivel de complementarla. Inclusive dependiendo de la tarjeta que se adquiera será o no será necesario cambiar el monitor del equipo.

Uno de los aspectos que se puede considerar como el más importante es reconocer el objetivo y el uso que se le dará a la nueva tarjeta, para así poder encontrar la que se adapte mejor a las necesidades del usuario. Así se evitará gastar más en algo que no es necesariamente lo que se requiere.

Posterior a que se tienen claras las necesidades que se desean cubrir y la compatibilidad de la tarjeta con tu equipo se debe iniciar esta comparativa de tarjetas gráficas, para así poder escoger la mejor opción para satisfacer tus intereses.

Todo depende de para que quieras mejorar la tarjeta gráfica. Por ejemplo, si la deseas para jugar videojuegos, la mejor opción para ti es seleccionar una de última generación y un modelo avanzado. En cada modelo hay múltiples características que aumentarán o disminuirán la potencia y el rendimiento de la misma, para comparar estos datos es necesario que sea un equipo de la misma generación para así poder hacer una justa comparación entre ellos.

En conclusión es necesario tomar en cuenta todos aquellos aspectos que constituyen a la tarjeta gráfica, estos son muy importantes y al momento de escoger una nueva te facilitará las cosas saber lo que realmente deseas. De igual modo el conocimiento te ayudará a no vivir en la ignorancia y que caigas por inocente y pagues un monto muy elevado por algo que no necesitas en realidad.

Deja un comentario