Todo lo que debes de conocer de Málaga

Colocar césped artificial en Málaga es ahora mucho más fácil. Le ofrecemos los mejores céspedes del mercado para jardines y para pistas deportivas. Además, somos distribuidores oficinales de Astro Turf.

Además de suministrar césped artificial disponemos de equipos especializados para su instalación, garantizando de este modo que quede correctamente colocado y que pueda durar muchos años en perfecto estado y sin problemas.

Queremos que disfrute de su césped artificial el mayor tiempo posible y por eso le ofreceremos también todos los consejos para que pueda cuidar su césped y mantener siempre el mejor aspecto. Disfrutará de su jardín de una manera muy especial como no había podido hacerlo hasta ahora.

También podemos ocuparnos de las instalaciones deportivas de asociaciones o comunidades de vecinos, así como de las zonas ajardinadas de cualquier tipo de urbanización. Disponemos de diferentes tipos de céspedes que se adaptan a todas las necesidades para que independientemente del uso que se le vaya a dar al campo, los resultados sean siempre altamente satisfactorios.

Las ventajas del césped artificial en Málaga

Málaga es una ciudad que se caracteriza por un clima muy templado y agradable durante todo el año, pero también por tener pocas precipitaciones. Las lluvias no son abundantes en esta zona y mucho menos en verano, cuando el tiempo es extremadamente seco. Esto hace que mantener un jardín verde todo el año o una pista deportiva en buenas condiciones sea una tarea complicada.

El gasto de agua necesario para mantener estos campos naturales en buenas condiciones es muy alto y al precio del agua hay que sumarle el coste ecológico que supone regar. Especialmente, porque cuando más se desea que los jardines estén verdes es precisamente en verano, cuando menos llueve.

El césped artificial contribuye a un ahorro de agua muy importante y supone una opción muy ecológica para todas esas personas concienciadas con el medio ambiente, no solo por el ahorro de agua, sino porque en muchos casos están fabricados con plástico reciclables. Una vez que el césped haya realizado su función, podrá reciclarse y transformarse en otros objetos.

Las ventajas del césped artificial no acaban en aquellas relacionadas con la ecología, también hay que pensar en la cantidad de trabajo que le va a ahorrar a lo largo de todo el año. La hierba sintética no crece si no que se mantiene siempre a la misma altura, por lo que no hay que cortarla. Un ahorro en cuanto al trabajo pero también en cuanto al material, ya que no hay necesidad de tener una cortadora.

El césped artificial lleva por debajo una capa de sustrato que filtra el agua. Si todo está bien instalado lo normal es que no se formen charcos sobre la hierba o que al menos estos no duren demasiado tiempo. Así, el campo estará siempre en buen estado. Incluso si debido a una lluvia demasiado intensa se formara algún charco, este se iría filtrando poco a poco sin formar el barro que se forma en un campo natural sobre tierra.

Este sustrato impide también que salgan malas hierbas. Para prevenirlo todavía más se puede rociar el campo cada cierto tiempo con un herbicida. Así, está más que garantizado que no habrá que cortar malas hierbas en el campo y que no tendrá que preocuparse por la salud de la hierba, que estará siempre como el primer día.

Tampoco habrá que replantar cada poco tiempo en las zonas en las que no ha salido la hierba o se ha levantado debido a un accidente. Es cierto que el césped artificial también se puede romper pero si esto ocurre puede repararlo usted mismo o llamar a un experto para garantizar que quede perfecto. Solo hay que recortar la parte rota y colocar un trocito nuevo de césped en esa zona. Pero esto es algo que solo ocurre en contadas ocasiones.

Un césped con todas las ventajas del natural

Instalar césped artificial es una idea muy acertada como hemos podido ver, pero quizás se pregunte si todas esas ventajas son a costa de renunciar al placer de sentarse en el campo y sentir la suavidad y el frescor de la hierba.

Si se adquiere un césped de buena calidad las diferencias son mínimas. Hasta el punto de que mucha gente tarda en darse cuenta de que está sentada sobre hierba sintética. Las imitaciones son tan buenas que hay que fijarse para darse cuenta de que no es hierba natural. Sobre el césped podrá sentarse, poner una toalla para tomar el sol o colocar su hamaca favorita.

También es perfecto para los niños, que podrán jugar sobre el mismo con total seguridad, disfrutando del jardín de una manera mucho más agradable, ya que no tendrán que preocuparse de si la hierba está seca por algunas zonas y pueden caer directamente sobre el suelo.

Para los que aman todos los detalles, en el mercado se pueden encontrar algunos ambientadores con aroma a hierba y a hierba recién cortada, los cuales se pueden pulverizar sobre la hierba o bien diluir en el agua que se use para limpiar el césped. De este modo, cuando se tumbe en el campo, ni si quiera el olor diferenciará a su césped del natural de toda la vida.

Limpieza y mantenimiento de su césped artificial en Málaga

La limpieza del césped artificial y su mantenimiento son muy sencillas. Si hay árboles en el jardín y caen hojas habrá que recogerlas con una escoba especial para exteriores. Esto es exactamente lo mismo que se haría en un jardín natural, ya que las hojas de los árboles no solo estropean la imagen del jardín, sino que si no se recogen pudren y pueden causar mucha suciedad.

Cada cierto tiempo se debe de regar el jardín ligeramente para quitar todo el polvo que se pueda haber acumulado sobre la hierba sintética. Se puede hacer con una manguera para que sea más rápido, pero si se quiere ahorrar el máximo de agua se puede hacer con un cubo y con un cepillo. El cepillo contribuye, además, a desenredar las hebras de hierba para que el césped se vea bonito y no se note aplastado en ningún punto.

El último punto consiste en que cada pocos meses conviene echar un herbicida para evitar que las malas hierbas intenten salir atravesando el sustrato. Esto dependerá del tipo de suelo y serán los instaladores los que le digan cada cuánto tiempo es recomendable hacerlo y el modo en el que debe de proceder.

El trabajo para mantener el césped artificial bonito y en buen estado es muy escaso. Como mucho un día a la semana habrá que dedicarle un ratito para refrescar y desenredar la hierba, algo que no lleva mucho tiempo y que hace que el aspecto del campo sea el mejor.

Algunas de nuestras ventajas

Además de las ventajas del césped artificial en general, comprarlo en nuestra tienda también aporta algunas ventajas extras. Usted podrá adquirir el césped que necesita, sin verse obligado a comprar grandes cantidades que no le hacen falta. De hecho puede pedir presupuesto por la cantidad exacta que quiere instalar, aunque siempre recomendamos pedir algo más a causa de los recortes.

Podemos ofrecerle asesoramiento especializado. Diez años trabajando con hierba sintética nos avalan para poder dar un consejo a la hora de adquirir uno u otro césped en función del uso que se le vaya a dar. En cualquier caso, en nuestro catálogo podrá encontrar una buena descripción de cada uno de ellos y los usos para los que están recomendados.

Trabajamos con los mejores fabricantes de Europa y de Asia para poder ofrecer la mejor selección de productos a los precios más competitivos, tanto en césped para colocar en exterior como para colocar en terrazas, azoteas e incluso en el interior de las viviendas, una moda que toma cada vez más fuerza.

Deja un comentario