Grindar de 50-50 paso por paso

Cuando ya llevamos un tiempo patinando y tenemos unos cuantos trucos a la espalda, nos interesamos y nos fijamos en grindar. Todos empezando viendo vídeos y vídeos, caídas y más caídas, ya sabemos que grindar no es un truco sencillo y las caídas no son las mejores, pero hemos venido a dar lo máximo de nosotros para  sacar estos trucos. Por esto, vamos a dar los pasos y consejos que deberemos seguir para comenzar a entrenarlo consiguiendo dar nuestros primeros pasos sobre barras, cajones o lo que se nos ponga por delante. El primer truco que se realiza es el 50-50, el más básico de todos, por lo que comenzaremos con él.

Instrucciones:

En primer lugar deberemos buscar un skatepark con un cajón con los bordes de acero y que tenga una altura cercana a 25 centímetros, que será bastante adecuada para comenzar, ya que uno de menor tamaño no nos servirá para llevar un buen aprendizaje y uno mayor nos resultará demasiado complicado.

El siguiente paso es acostumbrarnos a la altura del cajón, por lo que nos acercaremos a él, realizaremos un ollie y caeremos encima sin grindar. Repetiremos este ejercicio al menos cuatro veces hasta que tengamos controlada la altura.

Ahora es el momento de probar nuestro primer grind. Nos aproximaremos al cajón hacia el borde que queremos grindar lo más paralelos que podamos, ya que si lo encaramos demasiado perpendicular nos arriesgamos a caer encima del cajón como en el paso anterior. Intentaremos realizarlo como en los siguientes dibujos, ya que tendremos más posibilidades de tener éxito.

Una vez que tengamos el ángulo correcto para entrar deberemos realizar el ollie a una distancia correcta, aproximadamente 15 centímetros, para que la tabla le de tiempo a subir sin chocar contra el cajón, sino se nos quedará la tabla clavada y no conseguiremos nada. Por otra parte, si lo realizamos demasiado pronto es posible que ni siquiera lleguemos al cajón o que finalmente choquemos con el nose. De todas maneras, según vayamos practicando descubriremos nuestras distancias ya que cada skater tiene un ollie diferente.

foto de Sem Vandekerckhove

El siguiente factor a tener en cuenta es la velocidad. Deberemos ir a una velocidad media para que sea controlado el truco y salga bien. Si vamos demasiado deprisa seguramente nos pasemos casi todo el grind o resbalemos con la tabla y terminemos en el suelo magullados, o en cambio, si vamos muy lentos lo más posible es que la tabla se frene en mitad del cajón y nos quedemos sin terminar el truco. Con el paso del tiempo, cuando tengamos más controlado el truco podremos meter más velocidad al truco, pero no queramos correr aún, lo primero es completarlo exitosamente.

Después de hacer el ollie debemos prepararnos para aterrizar en el grind y mantenernos sobre la tabla. Por lo tanto, la posición es esencial. Deberemos tener los hombros alineados con el nose y el tail, los pies sobre los tornillos y las piernas ligeramente flexionadas. Si cuando aterrizáis el ollie la tabla sale disparada hacia delante es que el peso del cuerpo estaba en la parte trasera de la tabla y en cambio, si se frena la tabla y salís hacia delante vosotros es porque vuestro cuerpo estaba situado mal, el peso estaba en la parte delantera. Al principio os costará, pero poco a poco la postura será el menor de vuestros problemas.

foto de Billy Banman

Llegado a este punto ya estaremos grindando el cajón entero y nos queda la parte final, que seguramente las primeras veces nos destroce el truco, ya que no saldremos bien del cajón. Este paso es la salida, parece sencillo pero no siempre cuando llegamos a esta parte vamos con la soltura para completarlo. En el momento que llegamos al final del cajón, el nose saldrá primero por lo que si no hacemos nada la tabla picará contra el suelo y nos caeremos. La solución es poner un poco de peso en el tail para que la tabla se mantenga recta hasta que por fin salgan las ruedas traseras y caigamos exitosamente. Este movimiento es el mismo que cuando bajamos de un bordillo, por lo que si no os sale podéis practicarlo de esta manera.

Si conseguimos realizar estos pasos habremos grindado por primera vez. El siguiente nivel sería conseguir salir del cajón con un ollie, más adelante podéis complicaros más realizando los demás trucos, como flip, varial o varial flip en la salida o entrar con uno de estos trucos o realizar otros tipos de grind. Finalmente, solo nos queda una cosa más practicar, practicar y practicar.

Os dejamos un vídeo para que os vayáis mentalizando para vuestro comienzo en los trucos de grindar:

Si queréis saber más sobre este deporte entrad aquí: Skateboard.

Deja un comentario