Bolsos de piel a precio de ganga

Los bolsos de piel, especialmente los de firmas de prestigio, están de moda. A todas nos gustaría tener un bolso para cada ocasión y para combinar con nuestras prendas favoritas. Pero eso nos saldría muy caro.

Sin embargo, hay un modo de conseguir bolsos de piel casi nuevos a precios muy inferiores a su valor original. Hablamos, claro está de comprarlos de segunda mano. Un bolso de calidad se mantiene impecable durante mucho tiempo, incluso utilizándolo con frecuencia.

Muchas mujeres compran bolsos que al final no les resultan cómodos o que dejan de usar cuando compran otro modelo de la marca con el que se sienten más a gusto. Una manera de recuperar parte de su inversión es venderlos de segunda mano.

Una venta con todas las garantías

Estamos hablando de bolsos de piel de muy buena calidad y cuyos precios, incluso de segunda mano, pueden llegar a superar los mil euros en determinadas marcas. Evidentemente, también hay marcas cuyos bolsos de segunda mano rondan los treinta euros. Pero en cualquier caso, la compradora quiere unas garantías.

Nadie va a pagar tanto dinero a ciegas para recibir, por ejemplo, un bolso de imitación o que está estropeado por el uso. Para eso existen páginas de Internet especializadas que ofrecen garantías para los compradores.

Se trata de páginas en las que quien quiera vender puede exponer sus productos. Cuando alguien los compra, paga a la página el dinero que cuestan y esta retiene el importe. El vendedor envía el producto y el comprador tiene un tiempo para examinarlo y dar el ok. Si todo está bien, la página paga el dinero al vendedor una vez descontada su comisión.

Compra marcas de lujo a precios populares

Gracias a este tipo de marcas es posible adquirir bolsos de auténtico lujo a precios bastante más populares. Y también bolsos de marcas más intermedias pero de gran calidad por lo que costaría un bolso normal sin firma.

Como además también se pueden vender los bolsos que ya no se utilicen, al final no se gasta tanto dinero y se renueva el armario para poder variar de complementos. Algo que también se puede hacer con otras prendas, como abrigos, vestidos o camisetas.

Tener ropa y complementos de gran calidad no tiene por qué ser tan caro, variar es posible por muy poco dinero de manera rápida y muy segura.

Deja un comentario