4 Consejos básicos para comprar césped artificial

Si estás pensando en comprar césped artificial pero te encuentras un poco perdido con tantas alternativas y céspedes diferentes vamos a ayudarte. Para eso, te ofrecemos cuatro consejos básicos que te ayudarán a elegir el césped más adecuado y a aprovecharlo al máximo.

1) Ten en cuenta el tipo de uso que le vas a dar al césped. No es lo mismo un campo que vayas a usar para tumbarte a tomar el sol con tus amigos que si lo que pretendes es practicar deporte sobre el mismo. Un césped para jugar al fútbol o para practicar tenis tiene unas características muy diferentes ya que se trata de que la hierba no te quede al caer.

2) La intensidad de uso. No es lo mismo un césped para una casa de fin de semana con un uso ocasional que para una vivienda que se habita normalmente y cuyo césped se utiliza con frecuencia. En este segundo caso habrá que invertir un poco más de dinero para adquirir un césped de más calidad que garantice que se mantendrá bonito durante mucho tiempo.

Cuando el césped está en un campo que no se usa con frecuencia o en una zona de jardín que no se pisa, no es necesario que tengan estándares tan altos y se puede optar por variedades más económicas.

Comprar césped artificial en una tienda online

3) Elegir por catálogo es fácil. Mucha gente tiene miedo a las compras online porque no saben si acertarán al realizar el encargo. Lo primero que tienes que hacer es filtrar los céspedes según los criterios anteriores y cuándo ya sepas que necesitas: comprar césped artificial deportivo, césped artificial para uso intensivo o césped artificial meramente ornamental.

Hecho esto lo habitual es que te queden dos o tres tipos de céspedes entre los que podrás elegir. Solicita muestras de los mismos para poder verlos y tocarlos y tomar tu decisión final. Como ves, no es tan complicado.

4) No olvides sumar al importe del césped la instalación. La instalación del césped artificial también conlleva un gasto que debes de tener en cuenta a la hora de escoger un césped. Si tienes un presupuesto para ambas cosas deberás descontar lo que cuesta colocar la moqueta para poder saber de cuánto dispones para adquirir la hierba.

Con estos consejos no te resultará difícil comprar césped artificial y acertar para cubrir el jardín de tu casa o cualquier otra zona de la vivienda.

Deja un comentario